Instituto Suizo de Educación a Distancia

Estudia desde tu hogar

Campus Virtual on Line

Tutores Virtuales

Elige tu carrera

IMPORTANCIA DE LA FIGURA DEL TUTOR

pen idea bulb paper

 

En el Instituto Suizo de Educación a Distancia el tutor es una figura de importancia central.

Es un apoyo vital e imprescindible que permite al alumno relacionarse con el conocimiento especializado, con los materiales y con el instituto. El rol fundamental del tutor centra sus raíces en el acompañamiento y orientación de los procesos, en la mediación entre los materiales y el alumno, en la estimulación para desarrollar responsabilidad y autonomía tanto como meta-habilidades y estrategias de aprendizaje. El Instituto Suizo de Educación a Distancia concibe la acción tutorial como el eje que reduce la distancia entre profesores, alumnos y materiales favoreciendo la interacción entre quienes intervienen en el proceso educativo y apoyando al alumno de manera de disminuir la sensación de soledad de quien aprende a distancia mediante el aprovechamiento de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

La tutoría es un espacio de encuentro entre tutor, aprendiz e institución, en el cual el primero actúa como nexo entre los otros dos. Como espacio no se debe entender solamente el espacio destinado a las sesiones de encuentro entre alumnos y tutores sino también el espacio comunicacional que se conforma, un puente de comunicación positiva que se establece entre ambos y que transforma cualquier problema en una situación de colaboración en la cual uno y otro trabajan juntos en pos de un objetivo común. En ese espacio se realizan todas las actividades de guía y de orientación por parte del tutor, y de profundización, aclaración de dudas, interrelación de temas y de ideas de parte del aprendiz. Entre ambos fluye la comunicación didáctica y social y llenan el espacio intermedio con sus actividades y sus ideas.

El tutor crea un entorno en el cual el centro de la actividad es el estudiante. Una de las consecuencias positivas de la tutoría es que el alumno se siente protagonista de su propio aprendizaje ya que el tutor le dedica parte de su tiempo para escuchar consultas, dudas, proyectos. El desarrollo de ambientes y espacios de aprendizaje no es una tarea sencilla sino que requiere de múltiples actividades y demanda variados conocimientos como por ejemplo psicológicos, comunicacionales, pedagógicos/didácticos, sociales, entre otros.