Instituto Suizo de Educación a Distancia

Estudia desde tu hogar

Campus Virtual on Line

Tutores Virtuales

Elige tu carrera

PROPUESTA PEDAGOGICA

people woman coffee meeting

La propuesta del Instituto Suizo de Educación a Distancia se enmarca en el desafío de llevar a la práctica nuevas modalidades de acción pedagógica, consecuentes con los tiempos actuales y con los cambios ocurridos en diferentes niveles de la vida cotidiana; hoy las personas viven inmersas en una dinámica en la que se conjugan múltiples intereses, responsabilidades y ambiciones; la vida de los ciudadanos en la sociedad de la información y el conocimiento es un aprendizaje continuo de habilidades que permiten el desarrollo de las personas; aprendizaje continuo, flexible, colaborativo y autónomo o responsable son las características que asume el aprendizaje.

Aprendizaje continuo porque la vida es un permanente aprendizaje en el sentido general del término y también porque los requisitos de preparación que nos impone la velocidad de los cambios sociales demandan una actualización acorde con las tareas a desempeñar.

Aprendizaje flexible porque el uso del tiempo y del espacio así como la necesidad de cumplir con todas las responsabilidades hacen que no todas las personas puedan concurrir a cursos presenciales en un lugar y horario fijo, muchas veces en localizaciones alejadas de su lugar cotidiano que insumen tiempo, energía y dinero para el traslado. Por lo tanto en el Instituto Suizo de Educación a Distancia el alumno decide en cuál momento estudiar, organizando el trabajo según sus propias necesidades.

Aprendizaje colaborativo porque cada vez más en el mundo laboral se promociona el trabajo en grupos colaborativos en los cuales se potencian las ideas, la creatividad y la capacidad de mejoramiento de los proyectos en funcionamiento.

Aprendizaje autónomo porque el Instituto Suizo de Educación a Distancia sostiene una filosofía de responsabilidad frente a las decisiones que hacen a la vida de las personas. El tiempo de la transmisión pasiva de información y de conocimiento descontextualizado prácticamente está en vía de desaparecer, ya no es posible que el alumno adulto, consciente de sus necesidades, deposite en el docente toda la responsabilidad de su formación; hoy el aprendiz cumple un papel central, decisivo, dinámico, comprometido con su formación profesional y con su crecimiento intelectual. De esta manera, el docente se convierte en una guía pedagógica, en un tutor que acompaña, orienta y sostiene en la distancia; al mismo tiempo el alumno se transforma en la espina dorsal de todo el proceso, comprometiéndose con el proceso de aprendizaje de manera activa y responsable. Es el alumno quien descubre, profundiza, relaciona conceptos y hechos, inmerso en un feed-back de enseñanza/aprendizaje con su tutor.